Amigas travesura

Calaverita

2020.11.01 13:32 MaouOni Calaverita

La Muerte ha llegado,
A las puertas de Hololive,
Y muerta de miedo,
A-chan la ha dejado pasar,
No se molesta en preguntar,
Sabe que a cada miembro matará.

Tarda poco en dar con alguien,
Con semejantes gritos,
difícil está no encontrarle.
"NEEEEEEEEEEEEE", reconoce al acercarse a la puerta,
La Calaca, aterrada, decide entrar cuidando sus pisadas.
Un leve balanceo de mano, y el trabajo está hecho.
Sin embargo, no olvidará sus gritos,
Mientras está bañada en sangre,
De aquellos que osan llamarle...

Alguien indefensa debe encontrar,
Un perro o gato, sería lo ideal,
Sin embargo, ni una ni otra,
Con un dragón de gran tamaño parece tropezar.
Es un poco mal hablada,
Pero no peligrosa,
Podrían ser amigas,
Si no fuera la Catrina...
Murió llena de alegría.
"Un gusto conocerte", dice aquejumbrada...
Se aseguró que fuese instantáneo,
Qué pena, tan joven,
La mató con asacoco cutáneo.

Dos piratas a la vista,
Parece que zarparán enseguida.
Una es un reconocido terrorista,
La otra, una pervertida.
Viviendo únicamente para los crímenes,
Juntas formaron un grupo y compañía,
Acoso, violencia o chantaje,
Le han puesto un alto a la justicia.
Pero la Catrina tuvo que detenerlas,
Así, la verdadera paz regresaría.
Apostaron un poco altivas...
Subestimando a la Catrina,
Quien conoce cuánto tiempo han estado vivas.

Bajo un frío infernal,
Y una nevada interminable,
La Catrina se encuentra frente a un castillo imperturbable,
Este es más un asunto personal,
Pues la bruja ha causado que tenga que trabajar de más.
Una niña, aire arrogante, se estira sobre los muros del fortaleza.
"¿Quién se atreve a invadir mis terrenos?", la niña la desprecia.
"La Muerte misma, mocosa", la Muerte responde con fiereza.
Con una postura recia,
"Ataca cuando gustes", la bruja ni se inmuta.

La Muerte quiere morir,
Pues uno de los miembros más escurridizos está por extinguir.
"Ese maldito conejo, ¿dónde estará?"
No puede parar de maldecir,
Su búsqueda no parará,
Hasta que sus burlas deje de repetir.
"AH↓ HA↑ HA↑ HA↑", escucha que proviene del subsuelo.
Desesperación la consume sin fin,
el conejo pidió ayuda a la luna, qué ruin.
La Muerte sabe de sus abusos y travesuras,
Y aún así tiene amigas que dan su vida por sus locuras.
La sacerdotisa también escapó,
Fueron muchas fallas por hoy,

La Catrina puso a alguien más en la mira,
Un robot y sus dos amigas,
Sin embargo, por pensar en matar a la princesa de 1 año siente que no respira...
El gran lobo es distinto, le trajo algo que le va a hacer sacar saliva.
La oveja y su pestilencia atraen al lobo,
Y este deja su escondite.
"¿Cómo acabas con Harobo?",
La Muerte escudriñe.
No importa lo que haga,
Parece que no desaparece.
Sobre la princesa,
La Catrina sólo la besó.

No pasó mucho cuando la Muerte se detuvo,
Y corrió apresurada,
Pues el suelo estaba agrietado,
No puede negar que está un poco asustada,
En cualquier momento Pekodam sale del escarpado,
El conejo decide mostrarse al fin: "PE↗KO↘PE↗KO↘PE↗KO↘"
Sobresaliendo de la tierra,
Dos orejas metálicas se exponen,
La luna y la sacerdotisa han salido a dar guerra,
Y junto con Pekora, buscan ponerle un alto a esta mierda.

La tristeza prevalecía en el ambiente,
El mundo estaba de luto,
Pues todo Hololive seguía ausente.
Con la Muerte llevándoselas a cada minuto.
Sólo podemos decir nuestras despedidas,
A tan grandes seres que iluminan nuestras noches más frías,
Y con lágrimas contenidas,
Muchas gracias por todos los días.
submitted by MaouOni to Hololive [link] [comments]


2020.09.17 22:57 Sespez 2 años viviendo con una Karen, el comienzo de un infierno

Cast: Yo, mi hermano, la Karen, Abuela
Personajes secundarios: Mamá y Papá

Bueno, esta historia es algo bastante larga, trataré de contar los detalles mas importantes y no desviarme tanto.

Cuando mi hermano y yo teníamos 17 años estábamos a punto de empezar la Universidad y estabamos bastante desesperanzados, pues las carreras que queríamos solo se podían estudiar fuera de la ciudad y mis padres no podían costearse estudios foráneos, así que las opciones que nos daban era que mi hermano estudiase Comunicación y yo Arquitectura (como si eso fuese mas barato). mi hermano quería estudiar Letras y yo Artes.
Mi papá tiene dos hermanos, y la Karen en cuestión es su hermana. Karen vivía en la ciudad donde podíamos estudiar nuestro sueño y nos ofreció irnos a vivir con ella, no tendríamos que preocuparnos por comida ni renta, ni nada mas que nuestros propios estudios, habló con nuestros padres y quedó decidido. Presentamos exámen y mi hermano si quedó en la uni pero yo no, asi que el se fue y a mi me ofrecieron irme para tomar cursos de pintura, ya que en mi carrera debes presentar un examen de habilidad ademas del examen de ingreso. Total que no me fui por pasar mas tiempo con un novio que tenia que de todas formas terminé con él un mes después de iniciar los cursos. Lo sé, mis decisiones a esa edad (ya 18) fueron muy malas. Me fui a inicios del año siguiente y tome un curso de 4 meses para volver a presentar el examen (sería en Mayo). Recuerdo que mi relación con mis padres nunca había sido buena y al irme no mejoró. Cuando llegué al depa donde vivia mi tía, mi hermano ya llevaba un semestre cursado y se lo veía bien a mi parecer, pero el infierno comenzó al día siguiente de llegar. Por alguna razón mi hermano se echó un desodorante que a la Karen (asmática) le hacía mal. y me empezó a regañar a mi (mas que regañar, hablar con gritos, reclamos) sin saber si había sido yo.
Mis cursos eran martes y miercoles, asi que el resto de la semana no hacía mucho. Mi hermano tenía clases todos los dias, lo normal. Karen decidió que teníamos que ir a "ayudarla" al trabajo todos los dias sin importar que quisieramos hacer otras actividades. Nosotros nunca lo dudamos, nos convenció de que al ayudarla ella nos ayudabamos nosotros a tener una mejor calidad de vida o alguna mierda por el estilo. Todos los dias, todo el día en mi caso. Había dias que por "ayudarla" salía tarde a mis cursos y llegaba con el tiempo al límite, se lo hacía saber pero me culpaba por no apurarme en el trabajo. Cabe recalcar que era una Godín (trabajadora burocratica) y esa "ayuda" era hacerle todo, desde pasarle impresiones de la copiadora de la oficina, escribirle los oficios, hacerle TODO. Nuestra "paga" era basicamente vivir comodamente, lo que nos había ofrecido hacia meses.
Nosotros nunca nos atrevíamos a decir nuestras inconformidades por dos razones:
Toda nuestra vida sufrimos abuso emocional y psicologico por parte de nuestros padres y físico por parte de nuestro padre. Asi que para poner límites, aprender a decir que no, defendernos y en general ser humanos funcionales, no servíamos.
La otra razon es que si le decíamos a mi tía que algo no nos gustaba nos culpaba por ello, en vez de aceptar que no queríamos ir todos los dias al trabajo como ella nos habia manipulado para creer que era una obligacion, decia que ya que eramos 3 habia que ayudarnos entre todos. Pero esa ayuda entre todos era solo para las cosas que le convenian, o sea, beneficios propios como el trabajo o la casa. Eramos sus sirvientes, si ella quería una hamburguesa a la 1 de la madrugada teníamos que salir a esa hora a algún local abierto y comprarsela, pero para esto nos preguntaba primero si teníamos hambre, y aún si no teníamos tanta teníamos que salir a comprarle. viviamos en una zona algo cara y concurrida de locales de comida y comerciales en general. Tambien barríamos, lavábamos los trastes y, aqui se pone la cosa mas turbia, teníamos que dormirnos a la hora que ella se dormía porque habia una sola cama. Como digo, la zona era cara pero donde rentaba era casa de otra tía que le cobraba barato, y el lugar era muy pequeño. Entonces teníamos que darle masaje TODAS LAS NOCHES para que ella se durmiera, o cantarle, o cosas por el estilo para que la Reina Malvada se sintiera amada, porque era un ser tan vil y asqueroso que todas las personas que se acercaban terminaban alejandose porque no la soportaban, y esto lo viviriamos tiempo después.
Una de esas noches, ella creyó que yo estaba dormido y paso su mano por mi área genital. Yo nunca dije nada. Tiempo despues me enteraría que a mi hermano le hizo lo mismo.

tratare de ser breve desde ahora porque si no me alargaré mucho, solo queria dar una introduccion a cómo era su dinámica de abuso y manipulación.

Mi abuelo murió poco antes de que yo entrara a la Uni en Agosto, y esto hizo estallar la relación de por sí poco estable que tenía Karen con mi papá. Pues un dinero del seguro de vida de mi abuelito que estaba a nombre de Karen mi padre lo tomó con ayuda de mi abuelita para arreglarle su dentadura, que no es nada barato, ésto hizo entrar en colera a la maldita Karen e hizo todo lo posible para hacer quedar mal a mi padre frente a la familia. Mi abuelita se había quedado practicamente sola y, aprovechando que para esas fechas ya nos habiamos mudado a un lugar mas amplio, Karen decidió llevarse a mi abuelita a nuestro nuevo "hogar". Esto significó una nueva etapa en el infierno que era vivir con la idiota. Si bien habiamos accedido a ayudarla con el cuidado de mi abuela, nunca nos imaginamos que nos iba a dejar a cargo tambien de sus citas con el médico, lo cual era un lío porque el proceso de cambio de hospital estaba complicandose por falta de documentos. Tambien me hizo a mi responsable de retirar su pensión, lo cual tambien era un proceso porque ese dinero era de la pensión de mi abuelito y para autenticar su identidad necesitaba registrar sus huellas en el banco, y para colmo sus huellas casi no se leían, asi que para ese entonces yo me encargaba de lo siguiente:
Hacer el café de la mañana, darle un aperitivo previo el desayuno a mi abuelita, poner la mesa, barrer, sacar la basura, calentar el desayuno a mi abuelita, tender la cama de Karen, ayudarla a escoger su vestuario para su nuevo trabajo (ahora ganaba mas pues era subdirectora de otra institución pública), llamarle a su chofer (el cual no era su chofer, era conductor de la institución) para que viniera por ella cada mañana, lavar los trastes de la comida, de la cena, atenderla cuando llegaba del trabajo, hacerle junto a mi hermano sus trabajos, ayudarla en los eventos públicos que hubiera por parte de su trabajo (cargar cosas, participar, ponernos de tapete). Se preguntarán cómo manejaba mis tiempos para cumplirle sus caprichos y cumplir con mi universidad. No lo hacía, mis calificaciones están del asco porque descuide mis estudios y en general mi persona por cumplirle a ella. Mi horario era super random, de que algunos días entraba hasta las 12 y otros ni siquiera tenía clases, por eso podía disponer mas de mí y menos de mi hermano, que tenía un horario estricto de 8 a 2 o 3 de la tarde. No podía hacer actividades por mi cuenta porque la Gorda Malvada necesitaba "mas ayuda" en su nuevo trabajo. Y los masajes obligatorios que cada vez eran menos seguido.
Otro detalle que se me olvidó mencionar fue que ella fumaba marihuana. Mucho, y yo me dejé arrastrar por ese gusto que se convirtió en adicción.
Mi vida era un asco, me veía mal, me sentía mal, mis niveles de ansiedad y depresión estaban al tope, no cumplia con la escuela y me estaba atrasando. En tercer semestre de la carrera reprobé casi todas mis materias, nunca le dije. Sumado a eso el estado mental de la Karen estaba mal, ella siempre fue inestable y nos gritaba, nos decía obscenidades, ofendía a mis padres ahora sus nuevos enemigos cada que podía, a mi hermano le recriminaba haber entrado a un club de teatro porque así tenía menos tiempo para cumplirle sus caprichos. Nos decía que mis padres nunca podrían pagarnos un departamento por lo pobres que son y que cómo podiamos ser tan malagradecidos con la unica persona que nos ayudaba y "amaba" A mi abuela también la trataba así, y lo sigue haciendo. Un día ibamos a ir al cine temprano y nos dijo que la despertaramos, así que nos levantamos muy temprano a dejar la casa limpia, hicimos un poco de ruido aunque tratamos de no hacerlo para respetar su sueño y se levantó hecha un diablo a regañarnos por haberla despertado. Otro día se enojó por no despertarla temprano porque al parecer tenía unas cosas que hacer en la mañana. Cada que se enojaba nos decía que estaría mejor sola, que eramos lo peor de lo peor y que ahora entendía por qué nuestros padres nos trataban así.
Ella sabía del abuso que viviamos con nuestros padres y se aprovechó de nuestra "nobleza" (incapacidad de decir que no) para tenernos de sirvientes. Yo lloraba casi todo el tiempo porque sentía que estaba solo en el mundo, le llamaba a mi mamá por teléfono cada tanto solo para llorar con ella. Me escudaba en la marihuana para olvidarme de esos problemas, pero para los que fuman marihuana saben que estar en un estado mental así y fumar marihuana solo resulta en malas experiencias.
La situación en general era muy mala, llegó un punto en que no sabía si hacer o no algo de cierta forma por miedo a que se enojara. Esa era mi vida, miedo, ansiedad, odio interno, y mucha ira, ansiedad por las bajas calificaciones y sentirme tan mal por no poder mejorar... Estaba mal. Mi hermano tampoco estaba mejor, pero al menos su horario le permitia irse de la casa temprano e inventar cualquier excusa para llegar mas tarde. Nuestro cuarto era un asco, un verdadero asco, que no le deseo a nadie, ni siquiera teníamos camas, dormíamos encima de cojines de sillón cubiertos de sábanas, la Karen nos prometía cada tanto que pronto nos compraría camas, pero nunca lo hacía. Y eso que además del alto sueldo que recibía, se lo habían aumentado.
Ni siquiera teníamos el valor de decirle a mis padres todo esto porque también nos había manipulado para creer que las cosas que sucedían en la casa se quedaban en la casa.
Todo acabó cuando yo tuve el valor, no se de dónde salió, un día simplemente dije "es suficiente" y decidí salirme de ahí, hablé con mi hermano, luego hablamos con nuestros padres, con quienes ya nos habíamos arreglado un poco, y decidieron que podían destinar cierto dinero a un lugar mas o menos bien para vivir, así que sólo faltaba encontrar sitio. Esto fue un problema nuevo, pues no encontrabamos el valor para decirle a la Karen que nos íbamos. Cuando se lo dijimos, hubo discusión y yo solté la sopa, le dije que era una abusiva y nosotros habiamos ido a estudiar, no a ser sus sirvientes. Nos dijo que no podíamos agarrar agua ni comida del refrigerador. Al siguiente día tomé todas mis cosas y me fui a casa de una amiga que me había ofrecido asilo.
A principios de este año conseguimos un nuevo depa, donde viviamos solo nosotros dos, y aunque ha sido un proceso horrible el dejar esos traumas, sobrellevar el PTSD y la adicción a la marihuana y arreglar la relación con nuestros padre, puedo decir que soy muy feliz, por la situación de la pandemia estamos en casa de nuestros padres y las cosas van bien, arreglamos un espacio para tomar clases y hacer tarea, mi gata tuvo gatitos y mi Chochita (asi le digo a mi gatita, es que está rechoncha) me hace la vida muy alegre con sus travesuras y amor, el semestre acaba de iniciar y estoy mas que listo para mejorar mis notas y desempeñarme bien en lo que hago. Tengo el amor de mis padres y mi hermano, mis amigos y no puedo pedir mas. Al final creo que, aunque fue un golpe terriblemente duro, necesitaba pasar por todo eso para ser la persona quien soy ahora, y quien estoy trabajando por ser. Recientemente salí del closet como no binarie y mis padres me apoyan, cosa que nunca habría podido hacer viviendo con Karen pues es una lgbtfóbica de lo peor, diciendo que apoya y es de mente abierta pero teniendo comentarios bien desinformados e ignorantes.
No se que clase de monstruo tuvo que traumatizar a esa asquerosa basura humana para resultar así, pero los traumas solo se superan con voluntad y/o yendo a terapia. Uno mismo se permite situaciones desagradables, y es muy importante aprender a discernir entre lo que quieres en tu vida y lo que no. Espero que nadie pase por nada así, y si lo hacen, que pronto salgan de esa situación porque las personas con derecho son horribles, tenía tiempo viendo videos de Voz de Reddit en Youtube y no había caído en la cuenta de que también fui victima de una persona con derecho.
submitted by Sespez to padresconderecho [link] [comments]


2020.05.19 20:52 Ezequiel95 (Anécdota) - Cometí un error muy pelotudo, pero todo cambió después.

Bueno, acá les voy a contar lo que me pasó ya hace varios años, es una continuación de lo que escribí anoche acá.
Igualmente, para el que no lo leyó, escribo todo de nuevo

Pleno verano del año 2001, tenía 6 años (Previo a la gran crisis). Todo parecía ser un verano más, mucho calor y humedad, típica de Buenos Aires, muchas personas lléndose de vacaciones, etc.
Ese verano, no nos pudimos ir nosotros de vacaciones, debíamos pasar todo el verano en mi casa. Los días se hacían eternos, no había nada ni nadie con quién jugar, el verano y la humedad era tan alta, que era muy dificil hacer algo.
Yo, ya podrido de esta situación, le digo a mis padres que me llevasen a dar una vuelta, me lo negaron (jactándose del incesante calor que hacía), al rato, ellos se fueron a dormir la siesta.
Mientras ellos dormían, y junto a mi eterno aburrimiento sumado al calor que hacía, no tuve mejor idea que desvestirme completamente y salir a la calle. Como vine al mundo.
Era muy lindo sentir como esa leve brisa que se genera al caminar rozaba cada parte de mi cuerpo, yo, casi en trance, seguí caminando por la cuadra, afortunadamente ahí no había nadie, ya que era la hora de la siesta.
Pero todo cambió cuando llegué a la esquina... Era una avenida, llena de autos y de paradas de colectivos, en ese momento, inmediatamente frené, contemplé la vista y seguí caminando. No tenía noción de lo que hacía.
En mi caminata se cruzaban varias personas, la gran mayoria mujeres, todos asombrados de que diambule de esa manera, pero nadie me decía nada, así que seguí y seguí caminando, en un momento, me perdí.
Acá empieza la debacle. Me agarró tal desesperación que empecé a correr, corría y corría, quería volver a mi casa, para colmo, en un momento, se larga a llover (las típicas tormentas de verano, se nubla, diluvia, sale el sol nuevamente.)
Estaba desesperado, corriendo bajo la lluvia, y, encima, desnudo. Lo peor es que la gran mayoría de personas lo único que hacían era mirar, nada más. Cada vez me alejaba más desde dónde venía, estaba cada vez más perdido, En un momento, por fin, me frena un Policía (El gran Carlos, un capo, pero esta historia es para otro día), el me preguntó que hacía y porqué estaba desnudo, yo, en mi clara ausencia de moral, le mentí. Le dije que mis padres me habían abandonado y que me había escapado de un orfanato (Había visto una película con esa temática)
Me llevaron a la comisaría, me vistieron y me dieron de comer, ya se había hecho de noche. Ahí dentro me agarró mucho miedo, era un lugar lúgubre y anticuado, me quería escapar, pero, obviamente no podía, entonces decidí decir la verdad.
Les conté todo lo que había hecho a los policías, ellos no me dijieron nada, pero sí me pidieron que le diga mi apellido. Me acuerdo que estuvieron bastante rato con la guia telefónica. Llamaron a varios números y dieron con mis padres, me vinieron a buscar.
Nunca más me voy a olvidar la cara de ellos dos cuando me vieron, se notaba que habían estado muy preocupados (Es más, mi mamá lloraba en ese momento).
Volvimos a casa, los policías no le contaron lo que hice, simplemente le dijieron que yo me había perdido (Gracias Carlos).
A la mañana siguiente, durante el desayuno, viene mi papá, y muy tranquilamente me pregunta qué había hecho para terminar allí.
Ya no sentía presión, entonces le conté, le dije que tenía calor, que me desnude, salí a caminar y me perdí.
Su cara se transformó, me dió semejante golpiza que no me la olvido más. Costó mucho que lo saquen de encima mío, no sé, pareciera que tenía mucha bronca acumulada.
Por este hecho, a los pocos meses, mis padres se separaron, mi mamá ya estaba cansada de la agresividad de mi papá. Que no era agresivo físicamente con ella, pero sí conmigo.
Desde ese momentó mi papá se borró, durante varios años no lo ví ni tuve noticias de él.
Mi mamá, al poco tiempo de separada, se la notaba muy contenta, creo que fué una de las mejores decisiones que tomó la de separse. Me acuerdo que se arreglaba y salía con sus amigas los fines de semana (Esto no lo hacía antes), así por las vueltas de la vida o por que el destino lo decidió, mi mamá se enamoró de Carlos, lo había conocido durante mi escapada y luego se encontraron en un bar al que mi mamá fué con sus amigas.
No me voy a olvidar jamás cuando vino a visitarnos, ya como pareja de mi mamá, por primera vez. Se lo notaba feliz, y nosotros también lo estábamos.
La relación de ellos fué en un álgido crecimiento, a los 10 años de pareja (2011) se casaron, yo, ya mas grande, disfruté mucho de la boda.
Pasó el tiempo, ellos seguían muy bien, pero llegó el infame año del 2012.
A medidados del 2012, Carlos fué a trabajar, antes de irse se lo notaba raro, más serio que de costumbre. Jamás lo volvimos a ver.
Al día siguiente nos enteramos que fué asesinado, estaba raro porque el lo presentía, sabia que algo iba a pasar, pero era tan buena gente que quería ir a trabajar de todas maneras, ya que esa plata era para nosotros.
Fué uno de los peores golpes que recibió la familia, Carlos nos amaba, es más el ha dicho que nosotros (mamá y yo) eramos la familia que nunca pudo tener.
No lo podíamos creer. Pasó el año, la Policía nos informó que Carlos nos había dejado una pensíon, mi mamá fué a hacer los trámites. Los trámites los hizo en la comisaria donde trabajaba él, yo la acompañe.
Cuando entramos, notamos que había como un "memoriam" de Carlos allí, al ver esto, a mi se me ocurrió preguntar quién fué el qué lo asesinó (Hasta este momento nos habían dicho que fué un ladron).
Ellos se miraron, nos pidieron que nos sentemos, y nos explicaron. Mi mamá quebró en llanto y yo no lo podía creer.
Resulta que el asesino de Carlos fué mi papá, calculo que por bronca y/o celos, no lo sé. Posterior al hecho, mi papá dejó una carta con su culpabilidad, una disculpa hacia mi mamá y se suicidó.
Por eso siempre que sale el tema aclaro, la vida es muy, pero muy injusta, Carlos era una excelente persona, nos amaba y nosotros a él, y todo terminó así, de un momento para otro, por la acción de un psicópata, el ni nosotros mereciamos lo que pasó.
Posterior a eso mi mamá entró en una profunda depresión, que por suerte, ya está casi recuperada.
Yo, por momentos, trato de pensar en frio, y pienso dos cosas a la vez: La primera en que si yo no hubiese hecho esa travesura esto nunca hubiese pasado pero automáticamente pienso que lo tengo que ver de otra forma, esta travesura permitió que mi mamá se enamore, que el gran Carlos tenga la familia que siempre quizo y yo de haberlo conocido a él. Trato de no pensar tanto igual, ya que, de todas maneras, mi papá siempre fué igual, y no creo que esto, a la larga o a la corta no hubiese pasado.
submitted by Ezequiel95 to argentina [link] [comments]


2020.02.26 20:22 Holykris18 Sueño de los Guardianes - Volumen I Parte 1 - Capítulo 3 Empujón

Después de una inesperada batalla tanto para Chris como para la comunidad de Vodheim, Chris pregunta a las personas a dónde se fueron sus compañeros, probablemente con algún curandero y le responden que a unas “cuadras” hay un edificio con techo triangular, ahí de seguro se dirigieron.
Sea lo que sea una cuadra Chris se dirige al techo de un edificio cercano para ver al edificio con techo triangular. Entrando al lugar indicado Chris se reencuentra con sus compañeros y pregunta cómo está el joven que pateó. A la habitación entra una mujer muy distinta a los demás, cabello largo, rubio y ondulado, alta, con un vestido de una pieza y el cabello sujetado por un listón negro.
Lo curioso es que ella siempre mantiene los ojos cerrados y habla desde la puerta por la que entró mientras se dirige hacia ellos. “El joven está bien, las heridas eran un poco graves, pero no mortales y le traté bastante pronto. Le salvaron la vida, aunque haya sido muy insensato.” Tras su único sermón hacia el inconsciente en más de una manera, ella se presenta: “Mi nombre es Lillian [se pronuncia ‘Lilian’], curandera de Vodheim”. Apenas pronunció su nombre, Guilian se levanta de su asiento con una expresión de sorpresa y de inmediato Tsubaki le pregunta que cuál es su problema.
Guilian de inmediato dice que Lillian es el nombre de la líder de la nación de Vodheim y uno de los Seis Lords. Con una cara de desentendimiento en sus caras, Chris y Tsubaki le preguntan que de qué está hablando, quiénes son esos y qué relevancia tienen. Guilian solo suspira y procede a explicarles.
“Existen seis naciones de adeptos en el mundo, uno en cada continente, resguardados en fortalezas naturales para que solo los adeptos puedan ingresar. Cada uno de ellos es dirigido por un adepto de increíble poder, juntos son llamados los Seis Lords y lideran la fuerza militar más poderosa del mundo.”
Es algo que nunca se habían planteado en el camino a Vodheim y de las historias que escucharon de los adeptos que los guiaron hasta ese lugar, si un simple adepto inexperto tiene suficiente poder para derrotar y hasta fácilmente matar a un grupo de gente sin poderes, una nación de cientos de miles de adeptos es suficiente como para cambiar el clima y causar un desastre natural, ni hablar de la cantidad de gente que perecería de un ataque de esa escala.
Como si estuviera leyendo sus pensamientos, Lillian responde que eso solo depende de la persona que dirija la nación, en todo su tiempo como Lord ella ha hecho énfasis en no atacar a ninguna nación o asentamiento humano, sino establecer rutas comerciales y relaciones internacionales con las otras naciones de adeptos del mundo, tal y como Karen les propuso hace tres años.
Al escuchar ese nombre Chris obtiene la misma reacción que Guilian tuvo con Lillian y de inmediato le pregunta a Lillian de dónde le conoce. Ella le devuelve la pregunta, agregando que por su reacción Chris debe de conocerla de antes. Chris le responde que ella es una amiga de la infancia con la que creció y entrenó hasta hace cuatro años y tomaron caminos separados y de inmediato le insiste en que le dé una respuesta a su pregunta. Lillian analiza la respuesta de Chris unos cuantos segundos y accede a hablar.
“Karen no es una amiga, pero estamos en un mismo círculo, pues ella también es una de los Seis Lords, la líder de la nación de Cundraria, en el continente hacia el oeste. La conocí hace tres años cuando vino de paso con sus compañeros y llegó a conocerme. Me contó de una idea que tenía de entablar relaciones internacionales entre los Seis Lords para unificar a los adeptos de todo el mundo y abrirnos al mundo humano.”
Chris se queda algo confundido al principio, pero recupera la compostura y solo se pronuncia a sí mismo “Bueno, cualquiera cambia en tan poco tiempo en estas situaciones”. Esta revelación solo deja pensativo a Chris sobre sus objetivos, apenas está iniciando su viaje hacia el reto del Monte del Rey, está en una nación de adeptos donde puede vivir en paz el resto de su vida, sabe dónde encontrar después de cuatro años a su amiga de la infancia, todo le parece demasiado para procesar.
Guilian le saca de su burbuja diciéndole algo aún más inesperado, “¿En serio crees que seguirá siendo la chica que conociste? Su apodo es la Shinigami, que en cierta cultura significa Diosa de la Muerte, pues se dice que cosecha las almas de sus oponentes.” Esa clase de rumor empieza a levantar sospechas a Chris y ponerlo más pensativo. “Bueno, eventualmente me reencontraré con ella y podemos tratarnos de forma cordial por nuestro pasado, no hay motivo para buscar pelea con ella, aun siendo yo” es lo único que llega a decir Chris después de unos momentos de silencio.
Sin darse cuenta, Chris ve que Lillian ya se encuentra sentada y sirviendo una bebida rara a Tsubaki y Guilian, algo que ella llama “té”, Chris solamente se sienta con ellos en la misma mesa y después de unos cuantos momentos le pregunta a Tsubaki dónde está la chica de cabello oscuro que le encargó al joven.
Tsubaki pone su expresión de incomodidad y le cuenta que, en efecto, esa chica corrió hacia el edificio en el que están, pero una vez entrando no la pudieron encontrar y Lillian les dijo que no la buscaran. Chris le pregunta la razón de ello y le responde cordialmente “Es una vieja amiga y tiene sus…peculiaridades. Ahora que lo pienso, por lo que me contaron y escuché, ustedes la forzaron a hacer algo, aunque fuera con buena intención. Muy probablemente ella corrió aquí por mí y no para salvar al joven. No sean duros con ella por favor.”
Chris se queda intrigado por tal respuesta y decide no indagar más al respecto, se reclina en el respaldo de su asiento y echa una mirada momentánea al final de las escaleras y nota una pequeña silueta negra esconderse como si le estuviera observando hasta hace poco. Estaba claro que era esa chica de cabello oscuro, pero desiste de hacer algo.
Después de una breve charla con Lillian acerca de su enfrentamiento con Caellach, Chris empieza a hablar con sus compañeros sobre qué van a hacer, por un lado, está Chris con el reto del Monte del Rey y por otro Tsubaki quiere investigar sobre su amuleto, entonces Guilian menciona algo interesante, Lillian les contó que en un reino vecino se efectuará una competencia única en su tipo, un Torneo de Adeptos. Ese reino en los últimos años ha estado promoviendo la imagen de los adeptos aceptándoles en sus fuerzas militares, ya sea para combate o para servicios médicos, y el torneo es una excelente oportunidad para ganar un alto puesto en su círculo interno o simplemente por el renombre.
Es el primer torneo de su tipo no solo para ese reino, sino en todo el mundo, pues el reino en cuestión pertenece a la Unión de Reinos, una asociación de reinos exclusivamente de humanos sin poderes con el objetivo de equiparar a las naciones de adeptos. Entre sus integrantes hay algunas naciones que sí permiten a los adeptos estar en sus tierras siempre y cuando no usen sus poderes bajo ningún concepto o se unan a sus fuerzas militares.
La respuesta queda clara, en lo que llega el torneo Chris y sus compañeros entrenarán para pulir sus habilidades y participar. Chris aprenderá bastantes nuevas perspectivas de sus oponentes, Tsubaki podrá ganar renombre y tener mayores pistas sobre su amuleto y Guilian podrá pelear y divertirse. El único inconveniente es que el torneo empieza en dos meses y la ruta más rápida para llegar al reino de Heinburn donde se llevará a cabo es pasando por una región volcánica y un desierto de arenas negras que tomará unas dos semanas.
Una vez que salen del edificio deciden tomar caminos separados, Guilian y Tsubaki entrenarán sus estilos de combate y Chris entrenará también por su propia cuenta. En una nación de adeptos debe haber estilos que podrían serles de utilidad, por lo que estarán poco más de un mes haciendo lo que les plazca. Se registran en una posada cerca de la casa de Lillian y para su sorpresa Chris paga con un pedazo de oro del tamaño de un puño y Guilian y Tsubaki quedan sorprendidos. ¿De dónde sacó algo así?
Chris solo les dice que su maestro le dio una bolsa llenísima de metales y joyas de la cueva en la que vivieron. Sin saberlo, Chris ya tenía una buena cantidad de dinero para sus gastos del viaje y la bolsa, prácticamente un costal, en efecto es bastante pesada como para que Chris sea el único que puede cargarla durante el viaje. Devoran una cena antes de dormir y planean su día de trabajo.
Al día siguiente, Guilian se dirige a la cantera para entrenar el poder destructivo de sus puños de fuego, Tsubaki se dirige a la biblioteca central para investigar los estilos de viento y Chris se dirige a un bosque fuera de la ciudad. Mientras Chris pasea por la ciudad de camino al bosque nota cierta actividad en las personas, empiezan a evitarlo, tal vez sea por haber enfrentado a Caellach y haberle detenido sus planes mientras que todos solo mostraron impotencia ante tal situación.
Su decisión fue correcta, entrenar aislado por la conmoción de su llegada es su mejor opción para evitar conflictos. Mientras tanto, Guilian en la cantera se la pasa destruyendo rocas con sus puños de fuego y recibe guía de los obreros de ahí y Tsubaki se la pasa reuniendo libros sobre viento y estilos de combate, muchos de ellos requieren un alto grado de habilidad y control pues debes darle forma a algo que no tiene forma y es intangible, las cosas solo han empezado.
Chris solo con haber paseado por la ciudad ya se dio una idea a cómo construyeron edificios, la tierra ha sido comprimida y dado forma para que se unan como un rompecabezas, de esa manera cada pieza se sujeta a las demás y viceversa, obteniendo resistencia contra temblores. La unión hace la fuerza, y que lo apliquen de esa forma indica que en verdad llevan mucho tiempo refinando este tipo de técnicas. Sin más reparo, Chris empieza a intentar imitar los ladrillos de edificios con tierra común.
Después de medio día de intentos fallidos, Chris empieza a sentir algo extraño, estando aislado de todos es fácil sentir cuando te están observando así que empieza a pasear por el bosque, a la parte más profunda, creó algunos rastros falsos con la tierra y se cubrió entre las ramas de un árbol. No tardó ni un minuto en aparecer el responsable de su inquietud, o, mejor dicho, la responsable.
Ocultándose detrás de los troncos de los árboles, merodeando, la chica de cabello oscuro estaba claramente buscándole así que decide darle lo que quiere. Cuando ella está mirando en otra dirección, Chris baja del árbol y se para detrás de ella y pregunta: “¿Te puedo ayudar en algo?” Ella se voltea muy rápido y termina saltando de la sorpresa que fácilmente te mataría de un infarto. Chris solamente ríe levemente por la graciosa reacción y se disculpa por la travesura que le hizo.
Una vez calmada, la chica, tartamudeando, le dice que quiere saber de dónde consiguió su poder. Chris solamente le contesta que lo consiguió con mucho esfuerzo. Él le pregunta de vuelta ¿quieres que te enseñe a ser fuerte? Y ella simplemente se calla, pero asiente con la cabeza.
Después de llegar a las afueras del bosque se dan cuenta que está oscureciendo, por lo que deciden acampar en donde entrenaba Chris. Después de una simple carne asada con la fogata de un animal que cazó Chris, él le empieza a contar una historia a la chica.
“Mi maestro era un hombre peculiar, era un ermitaño que vivía en una cueva de montaña y solía vivir solo por mucho tiempo. Con tan solo verle puedes saber que es fuerte, y no me refiero a fuerza bruta. La primera vez que lo vi me atacó, y por haber sobrevivido decidió entrenarme. No como adepto, sino como guerrero. Todos los días blandí un simple palo de madera y muchas veces peleé contra él y recibí muchos golpes. Me hizo cazar mi propia comida para sobrevivir, a veces me atacaba y perseguía con tal de mantenerme despierto. En verdad puedo decir que estuve cerca de morir muchas veces. A lo que voy es que, bajo su enseñanza, viví mucho tiempo con miedo, a él principalmente, pero fue precisamente eso lo que me enseñó a sentirme con vida, no a ser un depredador con sed de sangre, sino a valorar la vida que tengo y que puedo llegar a tener.”
Al escuchar esa breve pero interesante historia, la chica se queda con la mirada perdida, tratando de imaginarse todos los escarmientos que vivió Chris y cómo puede hablar sobre ello como si nada. La chica al recobrar un poco la atención se da cuenta de que Chris tiene una mirada de nostalgia, esa nostalgia que se expresa con cariño.
Chris agrega: “Él era el tipo de persona que quiere que seas fuerte para ti mismo y para nadie más, porque no puedes cuidar de los demás sino te cuidas a ti mismo al menos. A pesar de que hace unos pocos días me separé de él, una parte de mí extraña todo el entrenamiento, cada paso, cada ejercicio. Una vez que terminé mi entrenamiento con él recordar todo el recorrido me hace sentir verdaderamente agradecido.”
La chica se quedó con una mirada de estar completamente sumida en sus palabras y empieza a preguntar si le hará todo eso y Chris de inmediato aclara que no, que no es necesario, solamente mantener el concepto de su entrenamiento, más que perder el miedo es dejar que el miedo te impulse a sobrevivir a las adversidades.
La chica empieza a contarle de vuelta una historia suya: “E-empezaré con mi nombre, me llamo Ha- Hanna”. Que la chica tímida empiece a abrir su corazón hacia Chris, es el primer paso hacia un camino incierto, uno que tomará forma con cada paso que dé a partir de ahí.
submitted by Holykris18 to u/Holykris18 [link] [comments]


2019.03.13 10:19 MonoDeCirco NO SE QUE HACER CON MI VIDA!!

Mi vida ha sido extraña desde el día 1, inclusive antes de haber nacido las cosas ya eran extrañas en mi familia.
Mi padre biológico y mi madre fueron de esas parejas jóvenes que se juntaron y comenzaron a tener hijos sin contraer matrimonio en ningún momento, lo cual tiene sentido considerando que él la engañaba constantemente con cualquier mujer que se cruzara en su camino. Tengo 3 hermanos mayores nacidos de esa relación y bueno, también nací yo, pero a diferencia del resto no dentro de esa pareja cómo tal. Cuando apenas tenia 6 meses en la barriga de mi mamá, ella decidió que ya era demasiado y se largo a vivir sola con mis hermanos.
Nací yo, y mi madre comenzó a trabajar para poder mantener 4 niños ruidosos por si misma, aunque para su buena o mala suerte las cosas no salieron como planeaba y mi "padre" básicamente secuestro a mis hermanos llevándoselos de la guardería mientras mi mamá estaba en el trabajo, yo por otro lado era cuidada por una amiga suya porque aun era demasiado pequeña. Quizás por comodidad mi madre decidió dejar que las cosas siguieran su curso y básicamente olvido que tenia 3 hijos mayores, un tiempo después incluso se dio el lujo de casarse con alguien que conoció en el trabajo, el cual tomo la decisión de darme su apellido, él se convirtió en la persona a la que llame papá durante años y me dio 2 medios hermanos más pequeños.
A mis 5 años mis padres se divorciaron, lo cuál no era sorpresa considerando que se casaron demasiado pronto y realmente peleaban demasiado por la ausencia de mi padre y la personalidad tan fuerte de mi madre que no perdía la oportunidad de descargar su frustración con sus hijos, siendo yo la más grande y favorita para recibir una serie de castigos físicos que no deseo ni a mi peor enemigo. En poco tiempo mi madre ya tenia una nueva pareja y apenas veíamos a papá los fines de semana. Cualquiera podría pensar que un nuevo padrastro no es la gran cosa, pero seguro que cualquiera cambia de opinión cuando se enteran de que el sujeto es vendedor de drogas, lo cual obviamente mi madre ya sabia (apuesto que empezaron su relación cuando ella se volvió su cliente.
Personalmente no juzgo a las personas que tengan relación con drogadictos o dealers, pero no creo que sea prudente si hay niños en medio, al menos a mi me toco enfrentar una niñez extraña con un par de adultos que siempre estaban encerrados en su habitación y rara vez se tomaban el tiempo para llevarnos a la escuela.La situación se mantuvo errática y extraña por un par de años hasta que un día en lugar de ir mi madre a recogernos a la escuela, mi padre apareció en la entrada un par de horas después del horario de salida. No fue difícil entender que la mujer se había largado con su novio, en realidad fue un alivio.
Las cosas estuvieron un poco mejor al comenzar a vivir con papá, no demasiado considerando que siempre estaba trabajando, pero al menos se tomaba la molestia de llevarnos a la escuela todos los días y darnos dinero suficiente para sobrevivir de manera más que decente. Se puede decir que tuvimos una infancia genial, después de todo no había adultos, solo comíamos chatarra y podíamos pasar el tiempo que deseáramos jugando en la calle con otros niños, pero a veces nuestras travesuras nos hacían merecedores un par de palizas por parte de nuestro padre.
Para mis hermanitos se puede decir que el vivir con papá termino con las locuras y el infierno, pero para mi sólo cambiaron el verdugo y sus castigos. Aquí empieza la segunda etapa de mis traumas: a los 9 años mi padre comenzó a abusar sexualmente de mi, jaja (siento que debo agregar la risa para evitar llorar al mencionarlo...). Considerando que el hombre no tuvo pareja por muchos años y que yo realmente no llevo su sangre se podría decir que no es tan raro, pero durante toda mi vida siempre lo vi como mi padre así que al momento de analizar las cosas tenia que tomar muchas cosas en cuenta. Cómo nadie sabia lo que ocurría, como una niña de 9 años sin madre decidí no decir nada, después de todo no tenia a quien, aunque a veces consideraba la opción de huir de mi casa nunca lo hice, me parecía mejor esperar hasta ser mayor de edad y poder ser independiente y bueno, eso fue lo que hice, no sin problemas claro esta.
A los 12 años mi madre reapareció mágicamente en mi vida, lo cual fue extrañamente reconfortante para mi, que realmente necesitaba alguien con quien contar, quizás ella no era la mejor opción pero era mejor que mi padre, o al menos eso creí. La mujer parecía estar mejor y tener ganas de ser la madre que nunca fue, pero con el pasar de los días era obvio que algo no funcionaba entre nosotras. Mientras intentaba hacer todo por complacer a mis hermanos era claro que a mi no me apreciaba tanto, con los años hubieron muchas situaciones en las cuales esto fue muy obvio, incluyendo su directo: No me importa lo que tu pienses de mi, porque tu no eres importante para mi.
La verdad me hubiese gustado que ella me quisiera, porque yo la quería, pero bueno, supongo que por alguna razón no era merecedora de su cariño.
Así que las cosas siguieron prácticamente igual, mis hermanos y yo viviendo con mi padre el cual hacia de mis noches una pesadilla, y mi madre yendo de visita diariamente para preparar la comida y tratándome como una mierda durante el día. Mi único lugar tranquilo era la escuela en donde obviamente no tenia amigos por ser la rara y tampoco me iba genial en calificaciones, pero la biblioteca si que era un lugar genial para leer novelas y pasar el tiempo tratando de evitar volver a casa.
Hasta los 18 ya no hubo mucho drama más de lo normal, sin amigos, novio ni nada especial.
Entre a la universidad y en mi primer semestre conocí a un chico genial, no era precisamente una relación para escribir un cuento de hadas pero puedo decir sin equivocarme que fue mi primera relación seria y digna de mencionar. El chico no era de mi ciudad y al ser un poco mayor (lo comencé a conocer desde FB) estaba por terminar la carrera y regresar a su ciudad. La cosa hubiese terminado ahí pero como toda chica joven pensaba que era "el chico" así que después de unos meses de relación llegue a contarle todo de mi vida (incluido el asunto de mi padre), así que ya sea por lastima o por amor él decidió que no podía dejarme sufrir más y me invito a vivir con el y sus padre en su ciudad. No es que mis opciones fueran muchas y realmente lo quería así que sin pensarlo mucho tiempo acepte y en poco tiempo ya estaba comenzando una etapa completamente nueva.
Con un par de maletas huí de casa sin contarle a nadie, deje la universidad y simplemente deje que las cosas pasaran.
En mi nueva ciudad empecé a trabajar y todo estaba bien en mi relación, aunque vivir con los padres de mi novio me parecía extraño así que eventualmente comencé a vivir con una compañera de trabajo en un apartamento compartido.
Hubiese sido lindo si toda mi historia acabara aquí, pero no tengo tanta suerte.
Trabajar mucho, ganar poco y tener muy poco tiempo para todo lo demás no me resultaba ideal, y para rematar mi novio estaba realmente ocupado buscando su primer trabajo así que no podíamos vernos demasiado, por lo que eventualmente comencé a sentirme sola. Mes a mes las cosas se volvían más extrañas en mi cabeza y la depresión llegó finalmente a mi vida, razones no le faltaban. En algún punto las cosas perdieron su sentido y las ideas de acabar con ella empezaron a darme vueltas de manera cada vez más frecuente, sin embargo mi inteligencia no me permitía hacerles caso y trate de apoyarme en mi novio para evitarlas, lo cual fue demasiado para el y después de 9 meses nuestra relación termino después de que su preocupación lo llevara a llamar a mis padres y contarles la situación, así que casi arrastrada regrese a la que solía ser mi casa.
Durante meses intente olvidar al que era mi amor y al mismo tiempo sobrevivir todo lo demás, aunque en un principio parecía que todo iba a ser diferente lo cierto es que el tiempo fuera de casa fue como un tiempo fuera antes de que todo regresara a ser igual excepto por la diferencia de que yo no era la misma y no estaba dispuesta a tomar más de lo mismo. Estuve tiempo sin hacer nada hasta que un día mi madre se sentó a hablar conmigo a decirme que mis estupideces estaban afectando los demás y que era mejor que me largara a hacer mi drama a otro lado por que nadie me quería, así que lejos de deprimirme decidí conseguir un trabajo para dejar de escuchar sus palabras hirientes por un tiempo, claro que con mi único semestre de universidad tuve suerte de conseguir un puesto contestando teléfonos en una pizzeria.
No paso mucho tiempo antes de que algo volviera a pasar en mi vida y en este caso fue más un alguien. Gracias a FB conocí nuevamente a una persona que por alguna razón se volvió importante para mi, el cual curiosamente vivía en la misma ciudad que mi ex (y también tenia gustos parecidos), y aunque al principio yo no estaba interesada en absoluto, con cada conversación nos llevábamos mejor hasta el punto de tomar la decisión de ir a visitarlo un fin de semana para conocernos en persona. Lejos de lo que esperaba las cosas resultaron bastante bien (incluso para mi suerte) y en ese par de días comenzamos una relación formal. Regrese a casa contenta y todo estuvo bastante bien, y conforme pasaban los días le conté más de mi vida y mis problemas, sorprendentemente el tomo todo mucho mejor de lo que yo esperaba.
Sin embargo en casa las cosas seguían siendo una pesadilla, y la verdad yo no estaba nada bien en cuanto a ello, así que cuando mi nuevo novio me sugirió comenzar a vivir con el no me tomó ni un minuto decir que si. Básicamente se repitió exactamente lo mismo que la primera vez, yo huyendo sin avisar a la misma ciudad con un chico a casa de su madre y con sus hermanos, sin embargo debo decir que las cosas si que salieron diferente.
Creo que comenzare a hablar un poco más de la actualidad.
Llevo casi 3 años con mi novio, lo cierto es que es la mejor persona que he conocido en mi vida, pero yo estoy demasiado rota en este punto.
Durante este tiempo él me ha permitido relajarme completamente, gracias a su beca de doctorado no debo trabajar así que realmente no hago nada más que pasar el día viendo series y cuidando a nuestro gato, pero no puedo evitar sentir que algo le falta a mi vida.
He ido al psiquiatra y actualmente estoy en tratamiento farmacológico por ansiedad y depresión, hace casi un año comencé a sufrir ataques de pánico y bueno, soy un desastre poco funcional. No puedo trabajar sin sentir una ansiedad horrible y aunque no necesito dinero para sobrevivir, no puedo hacer cosas que tal vez me gustaría por falta de dinero.
Mi novio como dije es increíblemente maravilloso aún con sus defectos, su caracter fuerte y las peleas que llegamos a tener, pero tampoco pretendo que entienda todo, lo cierto es que no se que hacer con mi vida, siento ganas de hacer más que sólo existir, de hecho quisiera poder ir a la universidad y darlo todo estudiando, pero faltan demasiados años para que él pueda permitirse pagar por ello.
Siento que estoy atrapada en un limbo extraño y tanto tiempo sólo me hace pensar en el pasado y el futuro, quizás es por la costumbre al cambio y la locura, pero siento una impotencia y ganas de algo más.
Dentro de todo me considero una persona inteligente y quisiera tener ganas de hacer algo más con mi vida.
La razón para empezar a escribir esto fue comenzar a preguntarme hace unas horas si no seria más fácil simplemente dejar de intentar que una vida disfuncional tenga algún sentido, y me da miedo seguir pensando que es la única solución, así que necesito un consejo de alguien más...
submitted by MonoDeCirco to offmychest [link] [comments]


2014.09.09 00:34 JorgeVelez La Llama

El fuego era cálido, no era lo suficientemente grande para mantenerse caliente del todo, pero las lluvias habían sido incesantes durante esos últimos tres días, por lo cual haber encontrado un poco de leña seca apilada dentro de aquella pequeña y deteriorada cabaña representaba un verdadero milagro. Cayla había aprendido a encender un fuego de su hermano mayor, habían ido de caza con su tío a las a fueras de Lorro, un pequeño pueblo al noreste de su granja, el plan era enseñarle a ella a cazar conejos con arco, y si sus intentos rendían fruto, vender las pieles en la aldea para comprar duraznos, su fruta favorita. Su tío Kev, un hombre fuerte, parlanchín, siempre dispuesto a ayudar, de joven habría sido una persona problemática y seria, pero el conocer a su esposa Marta lo había transformado en alguien mas amable y alegre, aun después de enviudar. Cayla había escuchado a su madre contarle que a su tío le habían ocurrido cosas terribles de pequeño, pero nunca se hablo mas del tema. Kev los había dejado merodear mientras el levantaba el campamento, pero una simple caminata de reconocimiento con su hermano se había transformado en una pesadilla para la pequeña de 11 años, se habían perdido. Su hermano Luca solo era mayor que ella por dos años, pero debido a su altura cualquiera hubiera asegurado que eran en verdad tres o cuatro de diferencia, no era particularmente atlético, pero si era delgado y veloz de mente y de cuerpo. Después del ocaso siguieron deambulando hasta que Lucha decidió detenerse y prender un fuego, estaban tan cansados que cayeron rendidos ante la noche. Una hora antes del amanecer a Cayla la despertó un sonido incesante y estrepitoso, se levanto de un salto para solo encontrarse a su tío golpeando cazuelas con varas, ahogándose de la risa al ver los rostros confusos y llenos de miedo de sus sobrinos. Ese fuego había sido grato y generoso, no se comparaba en nada con el humilde intento de Cayla. Sentía el frío hasta en los huesos, su ropa descosida y sucia se mantenía húmeda a pesar de tener un par de horas bajo el refugio que le brindaba el pequeño cobertizo de ruido. Estaba jugando con Miga su inquieta y pequeña prima en el jardín de su casa aventarse nueces, su tío siempre les había prohibido hacerlo, pero Cayla había aprendido rápidamente que si la pequeña Miga hacía algo malo su padre, Kev, era incapaz de reprimirla, y si ella era culpable de las mismas travesuras quedaba excenta al igual que su prima. Miga en realidad de llamaba Lila, era una niña desarreglada y despreocupada, siempre buscando a que jugar, siempre amorosa y jovial, pero siempre que comía galletas terminaba cubierta de migas, y termino adoptando el sobrenombre. —¡Niñas!—gritó una voz vibrante y fuerte a lo lejos. —Tienen que irse de aquí, ¡AHORA!. «Alguien entró a la casa» pensó Cayla e instintivamente salió corriendo hacia ella, aquel jardín que otrora le había parecido tan grande y basto le pareció diminuto al cruzarlo a toda velocidad con el corazón en la garganta. Cuando entró a la casa vio a su tío y a su hermano de pie viendo hacia dentro de la puerta que daba al pequeño granero adyacente a la casa, hubo un crujido poderoso y ambos retrocedieron, un par de enormes brazos delgados, negros y alargados surgieron de el marco de la puerta, seguidos de una silueta de lo que no podría haber sido un hombre. Cayla parada ahí, sin líder moverse ni murmurar una sola palabra observo el horror en el rostro de su hermano, su tío que siempre había sido recio, justo y valiente tenia el terror y un tinte gris de tristeza marcado en la cara. Fue entonces cuando aquella oscuridad se abrazó de el y lo cubrió tan naturalmente. «Miga», una punzada fría recorrió la espalda de Cayla, había dejado a su prima sola, tenía que volver a por ella, era sólo una niña, «no mas que yo». En ese instante Luca volteo a verla. —¡Corre! —gritó. La oscuridad de la silueta se cirnió sobre el mientras extendía su mano hacia ella, de pronto Cayla se sé encontró corriendo por los pastizales, jamas habia latido tan rápidamente su corazón, corrió hasta que sus pulmones estaban en llamas, pidiendo a gritos que se detuviera.
Sintió un ardor en el brazo. Abrió los ojos, se había quedado dormida sentada junto al fuego, y entre sueños debió de haber caído de costado y sobre las casi consumidas brasas. Cada noche había soñado exactamente lo mismo, hacia ya tres días desde que había huido de las sombras en la granja, y aun no sabía cuando dejar de huir o hacia donde es que huía. Sueños, desde la muerte de su tía Cayla había tenido pesadillas, en ellas las sombras la arropaban y la dejaban ciega e indefensa, por mas que se resistiera, que gritara, solo terminaba por sucumbir ante el frío de aquellas garras. Su único consuelo era su hermano, que cada mañana le aseguraba que todo mundo tiene pesadillas de vez en cuando y que es cuando los valientes pueden permitirse tener miedo. La noche aun bañaba el mundo y el pequeño cobertizo se había enfriado drásticamente tras el consumo de las llamas. Las tripas le crujían, no había comido nada además de las nueces que guardo en los bolsillos para en ese entonces arrojarle a su prima, «Miga» pensó Cayla, la idea deque su pequeña amiga estuviera sola y con frío en algún lugar ahí afuera la entristeció enormemente. —Debo de seguir moviéndome —se dijo a si misma. Afuera seguía empapándose la tierra con una suave llovizna, de pronto se dio cuenta de que precisaba vaciar la vejiga. Cuando terminó y se puso de pie escuchó un crujir proveniente del otro lado del cobertizo. Cayla permaneció inmóvil intentando agudizar el oído para ver su escuchaba algo mas, pero solo escucho el silencio de la noche y el golpear de las gotas al caer sobre las copas de los arboles que rodeaban la parte trasera de la abandonada cabaña, fue entonces cuando la vio, la silueta alargada y negra salió en un movimiento fluido de la choza encorvándose para poder atravesar la puerta, cuando estuvo totalmente erguida a Cayla le dió un vuelvo el corazón, era mas alta que ella, las alta que su tío Kev, mas alta que la cabaña, delgada y completamente oscura, carente de razgos reconocibles, volteó en dirección aa ahora pequeñísima Cayla. En un movimientos los brazos alargados y fríos la rodearon, no pudo decir ni una sola palabra, solo un intento de grito ahogado salio de su boca, el frío entró en su cuerpo y la oscuridad la enguyó, «enciendan ese fuego, por favor, alguien encienda ese fuego», pero la llama se había apagado para siempre, ese fue el ultimo pensamiento de la niña.
Los invito a aportar sugerencias, opiniones e interpretaciones de esta historia corta.
submitted by JorgeVelez to yoescribo [link] [comments]